ARQUIDIOCESIS DE ACAPULCO
   
 
  Segunda Carta a Corintios

SEGUNDA CARTA DE SAN PABLO A LOS CORINTIOS



La primera carta a los corintios no obtuvo el éxito deseado, una parte importante de la comunidad de Corinto, instigada por falsos representantes de los apóstoles, rechaza la autoridad de Pablo al que se le acusa y calumnia. En el verano del año 56, Timoteo, testigo presencial de los hechos regresa a Efeso y se entrevista con Pablo, quien reacciona con prontitud.

Parece ser que la llamada "2 carta a los corintios" es el resultado de la fusión de varias cartas que fueron enviadas por Pablo a la comunidad de Corinto. El proceso podría ser el siguiente:

1) Una primera carta escrita en el verano del 56 (2,14 a 7,4). Pablo trata en ella de desenmascarar a los falsos apóstoles.

2) Una carta escrita después de efectuar Pablo un viaje relámpago a Corinto en el que fue gravemente ofendido por un miembro de la comunidad sin que esta reaccionara, teniendo que suspender el viaje y regresar a Efeso donde escribió esta "en medio de muchas lágrimas" (2,3-4), carta apasionada y llena de emoción. Esta carta y la habilidad de Tito hacen entrar en razón a la comunidad rebelde. Sus fragmentos se conservarían en los Cap. 10-13.

3) Una carta de reconciliación escrita en el otoño del 57, una vez que recibe de Tito las buenas noticias del cambio de actitud. Algunos pasajes de esta carta estarían en 1,1 al 2,13 y 7,5-16.

4) Otras dos cartas breves (Cap. 8-9) enviadas por Pablo con motivo de la colecta en favor de las Iglesias pobres de Palestina.

Es pues la segunda carta a los corintios una de las más enigmáticas de las cartas paulinas. De todas maneras a nosotros no ha llegado como un escrito unitario y así la leemos.
Es una de las cartas que nos describen mejor el perfil humano y apostólico de Pablo y nos hace conocer todo su esfuerzo misionero, sus fatigas y peligros; su enfermedad crónica; el estado de tensión interior y su amor apasionado por Cristo y por la Iglesia. El lector de hoy puede encontrar en esta carta una res-
puesta al drama personal del cristiano, con sus "luces "y sus "sombras", sus "éxitos" y sus "fracasos" que siempre llevamos todos dentro.

A Pablo le interesa centrarse en su condición de apóstol de Cristo y profundizar con su experiencia en el ministerio apostólico como tal. Es el tema central de la carta, nos refleja las grandezas y miserias de este ministerio, su esplendor y su peso, sus compensaciones y sus riesgos. También destaca el tema de la solidaridad entre las distintas comunidades cristianas, es Pablo plenamente consciente que la Iglesia de Jesús se realiza en la Iglesias locales, pero que nunca se puede perder de vista la solidaridad y la universalidad.






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:
Horario de Acapulco
 
Publicidad
 
ORACION A SAN PABLO (1)
 
Glorioso apóstol San Pablo, vaso escogido del Señor para llevar su santo nombre por toda la tierra; por tu celo apostólico y por tu abrasada caridad con que sentías los trabajos de tus prójimos como si fueran tuyos propios; por la inalterable paciencia con que sufriste persecuciones, cárceles, azotes, cadenas, tentaciones, naufragios y hasta la misma muerte; por aquel celo que te estimulaba a trabajar día y noche en beneficio de las almas y, sobre todo, por aquella prontitud con que a la primera voz de Cristo en el camino de Damasco te rendiste enteramente a la gracia, te ruego, por todos los apóstoles de hoy, que me consigas del Señor que imite tus ejemplos oyendo prontamente la voz de sus inspiraciones y peleando contra mis pasiones sin apego ninguno a las cosas temporales y con aprecio de las eternas, para gloria de Dios Padre, que con el Hijo y el Espíritu Santo vive y reina por todos los siglos de los siglos. Amén.
ORACION A SAN PABLO (2)
 
Oh glorioso San Pablo, Apóstol lleno de celo, mártir por amor a cristo, intercede, para que obtengamos una fe profunda, una esperanza firme , un amor ardiente al señor, para que podamos decir contigo, no soy yo el que vive, sino es Cristo quien vive en Mí, ayúdanos a convertirnos en Apóstoles, que sirvan a la iglesia con una conciencia pura, testigos de su verdad, y de su belleza en medio de la obscuridad de nuestro tiempo, alabamos junto contigo, a Dios nuestro Padre, a El la gloria en la Iglesia y en Cristo por los siglos de los siglos Amén.
JUEGO INTERACTIVO
 
 
Hoy habia 141058 visitantes¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
GRACIAS POR SU VISITA