ARQUIDIOCESIS DE ACAPULCO
   
 
  Emmanuel Dios con Nosotros
EMMANUEL (DIOS CON NOSOTROS)



 
Hace más de dos mil años, un Ángel de Dios fue enviado a la tierra para anunciarle a una mujer de nombre María, la noticia más Grande y Hermosa, que por mucho tiempo había sido esperada y anunciada por muchos profetas “El Nacimiento del Hijo de Dios”

 
Cf. Lucas
31: Quedarás encinta y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. 32
Él será un gran hombre, y lo llamarán Hijo del Altísimo. Dios el Señor le
dará el trono de su padre David, 33 y reinará sobre el pueblo de
Jacob para siempre. Su reinado no tendrá fin.

34 —¿Cómo podrá suceder esto —le
preguntó María al ángel—, puesto que soy virgen?

35 —El Espíritu Santo vendrá sobre
ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Así que al santo niño que
va a nacer lo llamarán Hijo de Dios. 36 También tu parienta Elisabet
va a tener un hijo en su vejez; de hecho, la que decían que era estéril ya está
en el sexto mes de embarazo. 37 Porque para Dios no hay nada
imposible.

38 —Aquí tienes a la sierva del
Señor —contestó María—. Que él haga conmigo como me has dicho.
Con esto, el ángel la dejó.


La noticia, de principio no le vino muy bien a María, pues se turbó en el saludo, y además, aún no vivía junto a José; En aquéllos tiempos, la mujer debía estar debidamente casada con el esposo; y demostrar con esto que estaba con la autorización para poder darle hijos a Dios de una manera ordenada y agradable a su creador, de lo contrario, la ley prescribía que toda mujer que estuviera en ese estado y no tuviera el respaldo del esposo, ésta era acusada de fornicación-adulterio y tenía que morir apedreada a manera de demostrar con esto el castigo que habría de pasarle a todas aquéllas mujeres que se atrevieran a realizar semejante atropello a los mandamientos de Dios.


José tuvo un sueño profundo y Dios le habló diciéndole que no dudara en desposar a María, ya que el hijo que habría de nacer sería llamado hijo de Dios. Debido a esto José ya no dudó más en tomar a María y tenerla consigo, para cuidarla y protegerla, y asimismo para ser el primer custodio de la Vida y Crecimiento de Jesús, el hijo de Dios.


El nacimiento de Jesús, tiene lugar en un poblado de Belén, siendo así que debía de asistir José junto con su familia a cubrir un empadronamiento ordenado por el emperador de sus tiempos, y sucedió que estando en el poblado le iniciaron a María los dolores de Parto y trajo al Mundo, por la gracia de Dios, al SER MÁS IMPORTANTE EN LA TIERRA Y TODO EL UNIVERSO, EN LOS CIELOS Y EN TODOS LOS CONFINES, EL MESIAS, EL HIJO DEL DIOS POR QUIEN SE
VIVE, “JESÚS DE NAZARET”

Lc 2, 1-7

1)       
Aconteció, pues, en los días aquellos, que salió un
edicto de Cesar Augusto para que se empadronase todo el mundo. (2) Fue este
empadronamiento primero que el del gobernador de Siria, Girino. (3) E iban
todos a empadronarse, cada uno en su ciudad. (4) José subió de Galilea, de la
ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por ser
él de la casa y de la familia de David, (5) para empadronarse, con María, su esposa,
que estaba encinta. (6) Estando allí se cumplieron los días de su parto, (7) y
dio a luz a su hijo primogénito, y le envolvió en pañales, y le acostó en un
pesebre, por no haber sitio para ellos en el mesón.
El anuncio, y la alegría de éste nacimiento no quedó en silencio, pues como en los tiempos actuales, la alegría de un nuevo ser a éste mundo, es motivo de
anuncio; por eso, los ángeles de Dios anunciaron a los que pastoreaban cerca y
les dan la paz y la noticia de que había nacido el libertador de Israel.
Resultado de imagen para anuncian nacimiento de jesus a los pastores
 


 


 Evangelio de San Lucas 2:8-20.
8 Había en la región unos pastores que moraban en el campo y estaban velando las vigilias de la noche sobre su rebaño. 9 Se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los envolvió con su luz, y quedaron sobrecogidos de temor. 10 Díjoles el ángel: No temáis, os anuncio una gran alegría que es para todo el pueblo: 11
Os ha nacido hoy un Salvador, que es el Cristo
Señor, en la ciudad de David.


Y el anuncio no quedó en un solo lugar, Dios habría de anunciar a todo el mundo éste gran acontecimiento, por eso unos Magos que vinieron de Oriente y Occidente, asistieron a ver al Rey, trayendo obsequios para Jesús, Oro, Incienso y Mirra.
Ellos fueron guiados por una estrella, conocida como la estrella de Belén.
Resultado de imagen para reyes magos y jesus
 
Mt, 2, 11.-Y al
entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra.

Esta noticia incomodó a muchos, pero sin duda, nos alegró a tantos millones por generaciones; Y por aquéllos que no estaban de acuerdo, José tomó a María y
migraron a Egipto por un tiempo, ya que habían ordenado matar a todos los niños
varones de determinada edad, para evitar que Jesús viviera, y no fuera el Rey
anunciado por los profetas, así el reinado seguiría pasando de generación en
generación a los sucesores de los Reyes.


Tiempo después Jesús regresa a Nazareth y vive en la Gracia de Dios, y crece también en sabiduría, viviendo como todo niño, al lado de sus Padres, educándose y formándose en el oficio que su Padre adoptivo José le enseñó, la carpintería.


Y sucedió que en uno de los viajes de caravana que hacían para acudir a Jerusalén, Jesús quedó en el templo, mientras sus padres regresaban en caravana hacia Nazareth, no dándose cuente de éste acontecimiento, y una vez que lo buscó María y José, no lo encontraron y se angustiaron mucho, por lo que volvieron a Jerusalén para ver si se encontraba ahí. Los padres muy angustiados se acercaron y preguntaron al joven, que hacía ahí, ya que ellos estaban angustiados, a lo que Jesús contestó, “NO SABEN QUE YO TENIA QUE ESTAR EN LA CASA DE MI PADRE”, los que lo escuchaban quedaban maravillados, pues no sabían cómo podría tener aquél joven tanta sabiduría.
 
El Niño perdido y
hallado en templo.

(Lc 2,41-52)


Hijo, ¿por qué te has portado así con nosotros ? ¡ Mira con qué angustia te buscábamos tu padre y yo !
El les contestó :

-¿Por qué me buscaban ? ¿ No saben que yo tenía que estar en la casa de mi Padre ?

Pasado el tiempo, Jesús seguía creciendo en sabiduría y en la Gracia, y sucedió que en aquéllos tiempos, estando Juan bautizando en el Rio Jordán, viene con él Jesús a formar parte de éste Rito que le introduce y da inicio al misterio evangelizador de Jesús.


Lucas 3:22

y el Espíritu Santo descendió sobre El en forma corporal, como una paloma, y vino una voz del cielo, que decía: Tú eres mi Hijo amado, en ti me he complacido.

     Juan, dio testimonio de Jesús, y conociéndolo dijo no ser digno ni siquiera de desatarle la sandalias de sus pies, dando así ejemplo y testimonio de que Jesús era mucho más grande que él, refiriéndose a aquél que habría de venir.

        Y para confirmar su testimonio, una vez que Juan yacía encarcelado por orden del emperador, envía a uno de sus discípulos a preguntar si El era el que habría de Venir, y Jesús le responde: Dile que los ciegos ven, los cojos andan y los
enfermos quedan sanados, con esto, Jesús le responde y Juan, entiende muy bien
que la promesa de Dios ya había iniciado en la persona de Jesús.


Y sucedió que después del bautismo, el espíritu de Dios, condujo a Jesús hacia un desierto solitario, en el que duró 40 días con sus noches; para esto Jesús en su condición de HOMBRE, sintió mucho más fuerte la necesidad de alimento y bebida, para esto no dudó mucho en presentarse el tentador que sabiendo que era el Hijo de Dios, le sedujo poniendo a prueba sus más delicadas necesidades: Si eres hijo de Dios, puedes pedirle a ésta piedras que se conviertan en Pan, y también le mostraba todos los reinos de la tierra y se los ofrecía si lo adoraba; pero Jesús, conociendo las provocaciones del tentador, acabó con él, mostrándole con esto la obediencia a Dios Padre y el tentador terminó por alejarse de El.


 
Una vez de vuelta a Nazareth, inicia su actividad de acercar a todos al Reino de Dios, comenzaron a unírsele algunos de los discípulos de Juan, y fue llamando de igual manera a sus seguidores, invitándolos a participar como pescadores de Hombres.

Jesús llama a Santiago y a Juan

 
Y sucedió que ya contando con algunos de sus discípulos, y llegado el momento pero no su hora, María provoca en Jesús el primero de sus Muchos milagros que habría de dar testimonio de los signos que habrían de acompañarle en su ministerio, el milagro de convertir el agua en Vino en las bodas de Caná.




Jesús continuó predicando y compartiendo el Amor de Dios, con todos los hombre, curaba, y hacía milagros demostrando su autoridad sobre todas las cosas, dando testimonio de si mismo como el que habría de venir y declarándose dueño de todos los días, incluso de los días sábados, y hablando con la verdad y con autoridad a todos los que se encontraba, perdonando los pecados y salvando a todo aquél que fuera a morir a causa de la ley de aquéllos tiempos, como en el caso de una adúltera, que la llevaron a Jesús para ver que opinaba de la actitud de aquélla mujer y que desición el tomaría en éstos casos, la respuesta fue contundente, precisa y a la medida de cada uno de los que estaban acusando a la mujer: “QUE TIRE LA PRIMERA PIEDRA, AQUEL QUE ESTÉ LIBRE DE PECADO”, uno a uno se fue retirando hasta dejar sola a la mujer junto con Jesús, y Jesús ordenó a la mujer que se levantara y que no pecara más.



Esta obra piadosa y muchas otras más, provocaron el celo de los altos ministros sacerdotes y doctores de aquéllos tiempos, quienes buscaban en todo momento hacer caer a Jesús con sus trampas y aprovecharse de sus supuestas faltas a Dios.


Pero nunca sucedió así y cada vez que le acusaban de algo, salían huyendo por las respuestas de Jesús; pues sucedía que algunos preguntaron si era o no lícito dar tributo al Cesar, Jesús respondiendo les dijo, de quien es la imagen de la moneda?, contestaron: del Cesar; entonces Jesús les contestó – Dar al Cesar lo que es del Cesar y a Dios, lo que le corresponde a Dios.


 
Mucho les molestaba la forma de actuar de Jesús, que pensaron aprehenderlo pero no encontraban la forma de hacerlo, buscaron apredrearle, detenerlo y entregarlo a las autoridades, argumentando que era un alborotador del pueblo y que además blasfemaba en llamarse hijo de Dios y curar en los días sagrados.


Los corazones de aquéllos estaban cegados de ira, al contemplar que no podían con Jesús y no descansarían hasta lograr atraparlo.



Poco tiempo después Jesús les anuncia a sus discípulos que habría de partir, y que el hijo del hombre habría de ser entregado por manos de las autoridades, pero que iba a resucitar al tercer día. Fueron reiteradas ocasiones que les comentaba esto a sus discípulos, pero no se atrevían a preguntarle del porque ésta decisión; una vez les comentó estando todos reunidos y Pedro lo toma por aparte y le dice: no lo permita Dios, yo no te dejaré, yo te defenderé para evitar que te entreguen. Más Jesús hablándole de manera enérgica le dice, apartate de mi satanás, indicándole que la obra del Padre se cumpliría en El, y que no había obstáculo para que esto sucediera, en realidad no es que Pedro, fuera el tentador que había tentado a Jesús en el desierto, sino más bién, el porque se estaba dejando llevar por una condición Humana, y que más que darle gloria a Dios, por sentirse salvado, quiso hacerla de Salvador, pero Jesús lo puso en su lugar, haciéndolo que entrara en razón.


Después los que no estaban de acuerdo con la doctrina de Jesús, lograron su propósito de tenderle una trampa, y usaron la ambición de uno de sus seguidores para entregarlo a recibir en cambio dinero por decirles donde se encontraba Jesús para apresarlo.


 Jesús es apresado y acusado de muchas falsas mentiras, pero como no podían darle un castillo propio, acudieron a las autoridades a demostrar con crueldad que todo lo que hacía no era para bien de su pueblo, primero lo presentaron ante Herodes, pero no encontrando culpa en Jesús y hasta verlo insignificante, a pesar de la fama de Jesús y el deseo de conocerlo, lo despide y solicita que lo lleven ante Poncio Pilato para que determine que pueden hacer con Él.




 Pilato también decide que no hay culpa en Jesús, por lo que la ansiedad por aquéllos que estaban en contra de su doctrina, piden a Pilato que busque determinar para bien de su pueblo y para estar bien para el gobierno de su emperador César.
Pilato, no tuvo más remedio que prestar atención a sus demandas y mandó azotar a Jesús, pretendiendo que con esto podía dar un escarmiento al que se llamaba Hijo de Dios, y que dejaría contentos a los que lo acusaban.
 
 


Jesús es golpeado sin compasión por medio de sus verdugos, que contaban con el antecedente de hacerse llamar Hijo de Dios, y mostraron toda su furia y sus fuerzas para castigarlo, más Jesús, no mostraba ninguna queja contra aquéllos que lo golpeaban, dejó humillarse, que le escupieran, que lo abofetearan, y que pusieran sobre su cabeza una corona de espinas y se burlaban de Él llamándolo Rey.


 




Pero esto, no fue suficiente para aquéllos que lo entregaron, querían ver hasta las últimas consecuencias de su vida, y quisieron que lo pagara con muerte, y una muerte de Cruz.



 
Jesús caminó hacia su destino, cargando con él la pesada Cruz y a la vez, todas nuestras culpas, Él estaba dispuesto a aceptar éste destino hasta las últimas consecuencias tomando para sí, nuestras faltas, nuestros pecados para que, los que en Él creyeran, les diera vida en abundancia, muchos de sus conocidos no estaban con él, mucha gente estaba en su contra y pocos estaban llorando por aquello que pasaba.



Jesús, llega hasta el destino de su muerte, y una muerte aceptada, para que diéramos fruto en su nombre, de acuerdo a sus palabras, que debemos de recordar siempre en su Honor, Si el grano de trigo no muere no produce fruto. Luego por querer dar más castigo a Jesús, fue crucificado con clavos en sus manos y sus pies, provocándole dolor suficiente como castigo de sus acusaciones.


 
Pero Jesús seguía aceptando lo que con Amor quiso darnos, su propia Vida, a pesar de que tenía poder suficiente para poder parar esto, decidió terminar como el cordero Perfecto para Dios, el que quita el pecado del mundo.
Antes de morir, pidió a Dios, su Padre y Padre nuestro, que no tomara en cuenta, esto, pues en realidad no sabían lo que hacían, oró hasta el último momento de sus verdugos y de los que le entregaron, para evitar así la furia de Dios contra ellos, y suplicándole misericordia eterna, que alcanza a toda la humanidad.



Y una vez pidiendo al Padre por todos, entregó su vida, consumando con esto, todo el regalo que pudiéramos tener, entregando hasta su última gota de su sangre de su cuerpo, pues ya se había agotado la sangre que tenía, y detrás de ella brotó Agua, agua salvadora.


  


Al momento, deciden darle sepultura de acuerdo a los ritos que se tenían en aquéllos tiempos, uno de los que habían creído en Jesús, ofreció sepultarlo en un lugar que no se había ocupado por nadie, y consideró digno para quien le diera la esperanza de alcanzar el reino de Dios. Todo esto sucedió en un día viernes de aquél año.


 El día sábado, es un día de dolor para sus discípulos, para quienes creían en Jesús, pues les habían quitado de sus manos al maestro, el rabí, al hijo del Dios por quien se vive, como dijera Pedro; pero para Jesús, fue el día de su descanso, si pudiéramos relacionar éste día con el de la creación, lo relacionaríamos de ésta manera; “VIO DIOS QUE ESTO ERA BUENO” y por fin descansó de sus Obras realizadas;


                Pero el plan de Dios, no terminaba con la muerte de Jesús, y una muerte demostrada, sino que por su Gracia, al siguiente día resucitó, día el que llamamos domingo de Resurrección, o el DIA DEL SEÑOR, día en que la plenitud de su poder se ven manifestados en la persona de Jesús, pues ha resucitado, ha vencido a la muerte y con ella, tomó para sí todos nuestros pecados y ha reconciliado con Dios todas nuestras culpas;




Por su Gracia e infinito amor hemos sido justificados con el Padre a través de Jesús. Desde siempre estamos invitados a provocar un milagro, el que querramos, a través de su Hijo Jesús, “todo lo que pidan al Padre en mi nombre, Mi Padre se los concederá”.


Después de un buen tiempo de estar nuevamente con sus discípulos, demostrando con su poder que había vuelto a la vida, a pesar de haber padecido mucho sufrimiento, vuelve al cielo, lugar de procedencia, a ocupar la Gloria que ha tenido desde el principio de los tiempos, al lado del Padre, donde nos cuida y protege y nos invita a participar en su nombre de continuar con el plan de Salvación, primero a sus discípulos y en consecuencia a ti y a mi y a todos los que Dios llama para éste fin, y por sobre todo a todos los que escuchan y atienden el llamado de su doctrina.


 




Las promesas de Jesús, continúan hasta la actualidad y hasta los tiempos en el que Padre Dios decida, pues decide que no nos íbamos a quedar solos, que el Espíritu Santo, el consolador, estaría con nosotros y que nos ayudará a comprender su vida y su historia, aquél que habría de venir primero a sus apóstoles, la primera comunidad Cristiana, y de ahí de generación en generación, en el tiempo de pentecostés, y las siguientes manifestaciones que se ha dado a tantos y tantos seguidores de Jesús, conocidos y anónimos, que con su vida y ejemplo han constituído la formación y continuidad del plan de Dios en la tierra.



 

Ahora que ya lo sabes, te toca también a ti, comunicar el regalo más hermoso que puede tener el ser Humano, el de volver a la Gracia de Dios, responder a su llamado y saber que a pesar de haber cometido alguna falta en la vida, Dios nos perdona, porque es infinitamente Bueno.


Si alguna vez encuentras duda en tu corazón, cierra tus ojos, háblale, y Dios, con respuesta amable y tierna, te responderá y te animará para que sigas perseverando para alcanzar la promesa que es para TODOS, volver a su lado con un amor eterno.



 JESUS NUESTRO SEÑOR TE BENDIGA


 


 


 


 


 







Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:
Horario de Acapulco
 
Publicidad
 
ORACION A SAN PABLO (1)
 
Glorioso apóstol San Pablo, vaso escogido del Señor para llevar su santo nombre por toda la tierra; por tu celo apostólico y por tu abrasada caridad con que sentías los trabajos de tus prójimos como si fueran tuyos propios; por la inalterable paciencia con que sufriste persecuciones, cárceles, azotes, cadenas, tentaciones, naufragios y hasta la misma muerte; por aquel celo que te estimulaba a trabajar día y noche en beneficio de las almas y, sobre todo, por aquella prontitud con que a la primera voz de Cristo en el camino de Damasco te rendiste enteramente a la gracia, te ruego, por todos los apóstoles de hoy, que me consigas del Señor que imite tus ejemplos oyendo prontamente la voz de sus inspiraciones y peleando contra mis pasiones sin apego ninguno a las cosas temporales y con aprecio de las eternas, para gloria de Dios Padre, que con el Hijo y el Espíritu Santo vive y reina por todos los siglos de los siglos. Amén.
ORACION A SAN PABLO (2)
 
Oh glorioso San Pablo, Apóstol lleno de celo, mártir por amor a cristo, intercede, para que obtengamos una fe profunda, una esperanza firme , un amor ardiente al señor, para que podamos decir contigo, no soy yo el que vive, sino es Cristo quien vive en Mí, ayúdanos a convertirnos en Apóstoles, que sirvan a la iglesia con una conciencia pura, testigos de su verdad, y de su belleza en medio de la obscuridad de nuestro tiempo, alabamos junto contigo, a Dios nuestro Padre, a El la gloria en la Iglesia y en Cristo por los siglos de los siglos Amén.
JUEGO INTERACTIVO
 
 
Hoy habia 143289 visitantes¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
GRACIAS POR SU VISITA