ARQUIDIOCESIS DE ACAPULCO
   
 
  Primera Carta A Timoteo

Tema de hoy: 

PRIMERA CARTA DE SAN PABLO A TIMOTEO



Es una de las llamadas "cartas pastorales", donde el anciano Pablo, preocupado por la ortodoxia de la doctrina y la unidad de la Iglesia (por el peligro de los gnósticos), urge a la fidelidad al Evangelio y da normas precisas para la buena marcha de la comunidad. El carácter conservador de las ideas expuestas y el estilo de la misma hace que algunos opinen que fue redactada en el siglo II y atribuida a Pablo para conferirla mayor autoridad.

Timoteo era natural de Listra, hijo de padre pagano y madre judía. A partir del segundo viaje sigue a Pablo, que le encomienda misiones importantes en Tesalónica, Corinto y Filipos. Es un hombre más bien tímido y es puesto al frente de la comunidad de Efeso, donde recibe dos cartas de Pablo. La recomendaciones de la carta se centran sobre la organización de la comunidad, la forma de combatir a los enemigos de la fe y la vida cristiana de los fieles.

Algunos aspectos doctrinales:
- La fe y la esperanza en Cristo mediador;
- la redención que lleva a cabo Cristo por amor a los hombres;
- la voluntad salvífica universal de Dios;
- la Iglesia como casa y pueblo de Dios;
- la Iglesia es columna y fundamento de la verdad;
- la Iglesia es una, santa, católica y apostólica.

ESTRUCTURA DE LA CARTA
Saludo
(1,1-2)
Fidelidad al Evangelio (1,3 a 1,17)
Instrucciones pastorales (1,18 a 6,21)
Ultimas recomendaciones y saludo (6,20-21)

ALGUNAS "IDEAS" DE LA CARTA

- Desde el principio, la Iglesia tuvo que combatir contra el fanatismo religioso de los "rigoristas", que guiados por un falso concepto del cuerpo humano despreciaban el matrimonio y la sexualidad. Pablo busca el equilibrio entre los dos polos: ni espiritualismo "angelista" ni materialismo "hedonista". La fe apunta al crecimiento total del hombre sin minimizar ninguno de sus elementos y valores.

- La "verdad de Dios" en el mundo no es otra que el mismo Cristo, cuyo misterio la Iglesia debe conocer y anunciar.

- Llama la atención la gran preocupación de Pablo, que es cuando los cristianos dejamos a un lado el Evangelio para "llenarnos" de novedades que traicionan el espíritu del mensaje de Cristo. El mensaje no se puede suplantar por las filosofías de cada época o por las teorías de "moda". Verdaderamente los cristianos de hoy conocemos muy poco el mensaje real de Cristo y nos olvidamos de leer el versículo 6,14: "Guarda lo mandado, sin "mancha" ni "reproche" hasta la venida gloriosa de Cristo Jesús nuestro Señor".

 





Comentarios hacia esta página:
Comentado por Bartolomé Tuz Mut( bat.tmhotmail.com ), 17-09-2011, 17:59 (UTC):
La 1a. Carta de S. Pablo a Timoteo es de gran actualidad no sólo para los obispos sino también para los sacerdote e indirectamente a la comunidad.



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:
Horario de Acapulco
 
Publicidad
 
ORACION A SAN PABLO (1)
 
Glorioso apóstol San Pablo, vaso escogido del Señor para llevar su santo nombre por toda la tierra; por tu celo apostólico y por tu abrasada caridad con que sentías los trabajos de tus prójimos como si fueran tuyos propios; por la inalterable paciencia con que sufriste persecuciones, cárceles, azotes, cadenas, tentaciones, naufragios y hasta la misma muerte; por aquel celo que te estimulaba a trabajar día y noche en beneficio de las almas y, sobre todo, por aquella prontitud con que a la primera voz de Cristo en el camino de Damasco te rendiste enteramente a la gracia, te ruego, por todos los apóstoles de hoy, que me consigas del Señor que imite tus ejemplos oyendo prontamente la voz de sus inspiraciones y peleando contra mis pasiones sin apego ninguno a las cosas temporales y con aprecio de las eternas, para gloria de Dios Padre, que con el Hijo y el Espíritu Santo vive y reina por todos los siglos de los siglos. Amén.
ORACION A SAN PABLO (2)
 
Oh glorioso San Pablo, Apóstol lleno de celo, mártir por amor a cristo, intercede, para que obtengamos una fe profunda, una esperanza firme , un amor ardiente al señor, para que podamos decir contigo, no soy yo el que vive, sino es Cristo quien vive en Mí, ayúdanos a convertirnos en Apóstoles, que sirvan a la iglesia con una conciencia pura, testigos de su verdad, y de su belleza en medio de la obscuridad de nuestro tiempo, alabamos junto contigo, a Dios nuestro Padre, a El la gloria en la Iglesia y en Cristo por los siglos de los siglos Amén.
JUEGO INTERACTIVO
 
 
Hoy habia 143289 visitantes¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
GRACIAS POR SU VISITA